18 octubre, 2019

XXI edición de la Semana Cultural de la residencia

Como cada año, en torno a las fiestas del Pilar, la residencia Santa Teresa de Cáritas celebra la tradicional Semana Cultural para sus residentes, voluntarios y trabajadores. Y ya van por la vigésimo primera edición. Os dejamos con la crónica de estos días tan especiales: 

El día 9 de octubre, a las 11:30 horas, tuvo lugar la lectura del Pregón a cargo de nuestra compañera: Almudena Ruiz, enfermera de la residencia. A continuación, disfrutamos de un vino con delicias de Zaragoza mientras recorrimos las exposiciones. 


Por la tarde tomamos un chocolate con churros en el jardín acompañados de una actuación musical, cortesía de la Fundación Isabel Martín. Los residentes habían invitado a familiares y amigos para juntos disfrutar de tan deliciosa merienda y de la música. 

El día 10, realizamos un taller titulado “Nuestras Estrellas de Hollywood” y tuvimos una lectura teatralizada y coloquio del libre sobre “La revolución de las agujas”. 

El día 11 tuvimos el ensayo general del Himno a la Virgen y por la tarde cine fórum. El día 12, fue un día GRANDE. Comenzamos con la Eucaristía en honor de Nuestra Señora la Virgen del Pilar, en la parroquia de la Presentación de la Virgen. A continuación hicimos la ofrenda de flores en procesión desde la parroquia hasta la residencia y finalizamos con un aperitivo en el jardín de la misma. 

El día 13, tuvimos muchos visitantes en las diferentes exposiciones y la gente se animó a comprar productos de comercio justo. 

El día 14, visitamos a la Virgen e hicimos un recorrido por la Basílica y por la plaza del Pilar.


Para finalizar, el día 15, festividad de Santa Teresa, celebramos una Eucaristía de acción de gracias en la parroquia de la Presentación de la Virgen, a continuación una comida de hermandad animada por los actores y actrices de Santa Teresa y para terminar la semana, tuvo lugar la final del concurso “Elige con ética”.

17 octubre, 2019

Día internacional para la Erradicación de la Pobreza


En Cáritas pensamos que es imprescindible que la pobreza extrema, la educación, la igualdad o el cuidado de la Tierra sean prioridades entre las inquietudes de nuestra sociedad. ¿Recordáis que en septiembre de 2015, más de 150 jefes de Estado y de Gobierno se reunieron en la histórica Cumbre del Desarrollo Sostenible en la que aprobaron la Agenda 2030? 

La confederación Cáritas se hizo eco de esos ODM (Objetivos de Desarrollo del Milenio). Por ello, desde Cáritas Diocesana de Zaragoza hoy y a lo largo de varias entradas de este blog queremos revisar con vosotros nuestras acciones en relación con algunos de esos objetivos. 

Erradicación de la pobreza extrema y el hambre 


#TuCompromisoMejoraElMundo en tu trozo de mundo 

En nuestro día a día contribuimos con ayudas económicas directas para alimentación a las familias que, no teniendo acceso a otros recursos, necesitan ese apoyo tan básico. En el año 2018, en este concepto específico de alimentación, fueron 3.586 las ayudas, por un importe total de 563.460,59 euros. En este sentido, continuamos con nuestra manera de hacer: cuando una persona acude al equipo de Cáritas de su parroquia, se valora su situación y, si procede, se le da una ayuda económica y la persona acude al supermercado por sí misma, justificando posteriormente el gasto con el recibo. Pensamos que si estuviésemos en su situación, preferiríamos comprar por nosotros mismos la comida a ser beneficiarios de un reparto de alimentos. 



Ayudamos de muchas otras maneras y no necesariamente económicamente, pero hoy hemos querido hablar del problema de la pobreza extrema relacionada con el hambre y la alimentación en el trozo de mundo que nos toca más cerca, que es nuestra diócesis. 

#TuCompromisoMejoraElMundo en todo el mundo 

Pero, como la dimensión de la caridad es universal, también estamos comprometidos en el ámbito de la cooperación internacional. Además de los proyectos que apoyamos de forma regular, hoy destacamos algunas campañas de emergencia que hemos apoyado: 

16 octubre, 2019

16 de octubre, Día Mundial de la Alimentación

Cada 16 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Alimentación; una celebración promovida por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), con el claro objetivo de disminuir el hambre en el mundo. 

Desde Cáritas Diocesana de Zaragoza os contamos hoy qué hacemos sobre este tema (en ese mundo global y en nuestro pequeño mundo cotidiano y local). Nos encanta repasar con vosotros nuestras acciones, porque pensar que nos leéis nos ilusiona en nuestra misión, y esperamos que tú también participes de ambas (de nuestra ilusión y de nuestra misión). 


En nuestro día a día contribuimos con ayudas económicas directas para alimentación a las familias que, no teniendo acceso a otros recursos, necesitan ese apoyo tan básico. En el año 2018, en este concepto específico, fueron 3.586 las ayudas, por un importe total de 563.460,59 euros. 

En nuestros centros especializados hay actividades sobre alimentación saludable y economía doméstica; por ejemplo, el taller de cocina en nuestro Proyecto de Acompañamiento San Nicolás: con platos saludables, sencillos, baratos y completos se acercan conceptos y práctica de una alimentación adecuada y accesible. Algunos de los ingredientes de esas recetas proceden de nuestro pequeño gran Huerto San Nicolás, donde participantes de dos de nuestros centros generan actitudes, aprendizajes, amor a la tierra y unas maravillosas verduras ecológicas. 

Desde la dimensión universal de la caridad, ayudamos en proyectos de cooperación internacional, en colaboración con Cáritas Española y las organizaciones y agentes de los países de origen. Por ejemplo, en Palestina: “La seguridad alimentaria y medios de vida a través de la preservación del área como tierra agrícola”, o bien, la “Mejora de la salud alimentaria a través de la agroecología y la conservación de los recursos hídricos”. En Bolivia, en Potosí, pusimos nuestro grano de arena en un proyecto con enfoque agroecológico dirigido a comunidades y unidades educativas. 

Estas son algunas de todas esas cosas que hacemos en torno al derecho a la alimentación: es cierto que es un problema enorme y mundial, pero también es verdad que son muchas las personas que trabajan para que deje de serlo: te invitamos a que seas una de ellas, a entrar a formar parte de este club de esperanzados que pensamos en términos mundiales… pero que nos ponemos manos a la obra desde lo que tenemos más cerca. ¡Sé bienvenido!

14 octubre, 2019

Ayudas económicas: derecho a la salud



En el año 2018, Cáritas Diocesana de Zaragoza atendió a 8.793 personas (3.727 hogares). Creemos en las potencialidades de la persona y en acompañarla en sus procesos. Hay veces –no siempre- que ese acompañamiento requiere, entre otras acciones, de una ayuda económica. 

La ayuda económica es un medio, no un fin en sí mismo, y esperamos que de una u otra manera cale el mensaje de que hay muchos tipos de pobreza; la ayuda monetaria ni siempre resuelve los problemas ni es la única solución. Por eso, a través de nuestro Servicio de Estudios Sociales y gracias al esfuerzo de los equipos en la recogida y sistematización de datos, podemos indagar en las causas de la exclusión social que se hallan detrás de esas necesidades económicas, así como de otras necesidades no económicas que necesitan solución. 

Durante el año 2018 se concedieron 9.809 ayudas económicas, por un importe de 1.214.534,75€. A lo largo de varias entradas de este blog, hablamos de esas ayudas monetarias en torno a los siguientes derechos humanos fundamentales: derecho a la dignidad e integridad, derecho a la vivienda digna, derecho a la salud universal, derecho a la educación para todos, derecho al trabajo decente. 

Hoy hablaremos de aquellas ayudas económicas en relación con el derecho a la salud. 


Salud universal 


Hemos llamado “Salud universal” a este apartado en el que incluimos conceptos de ayudas económicas tales como gastos en medicinas, productos de higiene, productos de higiene de menores, gafas y óptica, audífonos, salud dental, terapia y tratamiento psicológico, otras ortopedias, gastos de salud varios. 

Las ayudas en concepto de Salud representaron el 17,1% del total de ayudas económicas (1.675) y un 5,4% de los importes de Cáritas (65.329,86 €). Casi 8 de cada 10 de estas ayudas fueron para medicinas: un total de 1.321 ayudas y 25.468,77 € (39,9%). 

Titulamos estos números con el nombre de un derecho humano fundamental para recordar que detrás de ellos hay personas. También, para que entendamos que dichas ayudas están contextualizadas no solamente en el marco de una intervención y acompañamiento social más amplio, sino también en relación con nuestra misión de abogar siempre por la dignidad de la persona. 

En el ámbito de la salud, tenemos también proyectos específicos de salud mental (C.R.P. San Carlos) y dependencia (Residencia Santa Teresa). 

Si estás interesado en saber más sobre cómo organizamos nuestras acciones y cifras, tienes información ampliada en la Memoria 2018 

11 octubre, 2019

"Plantar bambú es cuestión de fe y esperanza"

Hace unos días, los voluntarios del Proyecto de Acompañamiento San Nicolás tuvieron un encuentro de reflexión, programación y organización sobre su labor en este centro de Cáritas. 


Su coordinador y responsable, Juanjo Santos, ha querido compartir estas líneas con los lectores de nuestro blog.

Plantar bambú es cuestión de fe y esperanza. Durante los primeros 7 años (¡siete años!) parece que no pasa nada. La sensación de frustración es dolorosa y mortificante. Hay que esperar siete años para que algo empiece a asomar en la tierra. Y entonces, sólo entonces, después de siete largos años de espera, el bambú crece de manera trepidante: más de 30 metros en sólo seis semanas. Han sido precisos siete años para crecer hacia abajo y tejer una red de raíces sólidas y profundas, capaces de aguantar la soberbia altura que alcanzará el bambú en poco tiempo. 

El voluntariado en nuestro proyecto sólo tiene sentido contemplando con frecuencia la metáfora del bambú. Cuando nos exaspera el paso del tiempo y vemos que “no pasa nada”… el bambú. Cuando medimos el paso del tiempo con el cronómetro de la eficacia rápida y contable… el bambú. Cuando perdemos la “seguridad en la esperanza” y dudamos del sentido de lo que hacemos… el bambú

Supongo que lo dicho vale para todo el voluntariado de Cáritas. Pero yo hablo de lo que mejor conozco. Personas que dedican su tiempo al servicio de sus hermanos/as para acompañarlos en su peregrinaje doloroso y servirles la medicina de la ternura y el respeto. 

Viendo su biografía veo que son ya de bastante juventud acumulada. Es la edad en la que se desarrollan las miradas profundas y misericordiosas; cuando se prefieren las palabras sin aristas dolorosas, plenas de bendiciones; cuando los consejos se comparten para animar, no para imponer… Doy fe de que es así. 

La actividad es la ocasión y la oportunidad. Lo mismo da que sea el huerto que la cocina, el arte que la salud… Lo importante es la cercanía que permite el encuentro y el vínculo. Nada extraordinario; simplemente la grandeza del gesto sencillo y gratuito hecho palabra silenciosa: “tú también eres amado por Dios en el Señor Jesús”. 

Esa palabra hecha acción es el único mensaje que la gente entiende. ¡Vaya que si lo entiende! Es la recompensa recibida cuando en un atisbo de sonrisa te dicen: mensaje recibido, me siento más humano y más feliz desde que estoy aquí. Voluntariado como despertador de ilusiones dormidas. Apoyo, refuerzo, ayuda. 

Condición básica, fundamental: creer, vivamente, en las personas: en su dignidad, su riqueza y capacidades. Y lo dicho: la fe tiene su tiempo. El tiempo de Dios, señor de la vida y de la historia. Es cuestión de esperanza... hasta “que las raíces se hagan profundas”. Como el bambú.

Juanjo S. 

09 octubre, 2019

Ayudas económicas: derecho a la vivienda digna



En el año 2018, Cáritas Diocesana de Zaragoza atendió a 8.793 personas (3.727 hogares). Creemos en las potencialidades de la persona y en acompañarla en sus procesos. Hay veces –no siempre- que ese acompañamiento requiere, entre otras acciones, de una ayuda económica. 

La ayuda económica es un medio, no un fin en sí mismo, y esperamos que de una u otra manera cale el mensaje de que hay muchos tipos de pobreza; la ayuda monetaria ni siempre resuelve los problemas ni es la única solución. Por eso, a través de nuestro Servicio de Estudios Sociales y gracias al esfuerzo de los equipos en la recogida y sistematización de datos, podemos indagar en las causas de la exclusión social que se hallan detrás de esas necesidades económicas, así como de otras necesidades no económicas que necesitan solución. 

Durante el año 2018 se concedieron 9.809 ayudas económicas, por un importe de 1.214.534,75€. A lo largo de varias entradas de este blog hablaremos de las ayudas económicas en torno a los siguientes derechos humanos fundamentales: derecho a la dignidad e integridad, derecho a la vivienda digna, derecho a la salud universal, derecho a la educación para todos, derecho al trabajo decente. Hoy, hablaremos del derecho a la vivienda digna. 

Viviendas que deberían ser hogares 

Hemos llamado “derecho a la vivienda digna” a este apartado en el que incluimos conceptos de ayudas económicas tales como ayuda al pago del alquiler, habitación de alquiler o hipoteca, recibo de la comunidad, suministros, equipamientos o reparaciones necesarias en el hogar. 

Las ayudas económicas por vivienda en 2018 fueron 2.241, lo que sumó un importe de 434.852,08€ (22,8% y 35,8% del total de ayudas e importes, respectivamente). El mayor número e importe de ayudas se destinó a cubrir gastos fijos del hogar; en segundo lugar para el pago de gastos de suministros y en tercero para atender necesidades de equipamiento, reparaciones y otros gastos de la vivienda. 

Un total de 8 de cada 10 diez ayudas económicas que se concedieron en el ámbito de la vivienda se destinaron a cubrir los gastos fijos del hogar, o lo que es lo mismo, alquiler, hipoteca, gastos de comunidad. El subconcepto alquiler representó 3 de cada 4 ayudas económicas para gastos fijos de la vivienda (1.660 ayudas y 329.121,41 €). Las partidas destinadas a suministros representaron el 14,9% de las ayudas y el 9,4% de los gastos. Las de mayor volumen para el suministro eléctrico, seguido por el gas y, de manera minoritaria, para el pago del agua. Las ayudas para necesidades de equipamientos, reparaciones y otros gastos de la vivienda solo representaron el 6,5% y el 9,3% de las cuantías concedidas en el ámbito de la vivienda. 

Titulamos estos números con el nombre de un derecho humano fundamental para no olvidarnos de que son cifras con rostro, para recordar que detrás de ellos hay personas. También, para que entendamos que dichas ayudas están contextualizadas no solamente en el marco de una intervención y acompañamiento social más amplio, sino también en relación con nuestra misión de abogar siempre por la dignidad de la persona. 

Seguiremos explicando las ayudas económicas realizadas a lo largo del pasado año; puedes encontrar más información en la Memoria 2018 

07 octubre, 2019

7 de octubre, Jornada por el trabajo decente


Por cuarto año consecutivo la Iniciativa Iglesia por el Trabajo Decente (ITD), promovida en Zaragoza por nueve entidades diocesanas: Cáritas, Centro Pignatelli, Comunidades de Vida Cristianas (CVX), Delegación de Pastoral Obrera, Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), Juventud Obrera Cristiana (JOC), Parroquia de San Mateo (Zaragoza), Vicaría II (MIDE) y Vedrunas Almozara, se suma a un amplio abanico de gestos, actividades y vigilias en todo el territorio nacional que, con motivo del Día Mundial por el Trabajo Decente (7 de octubre), quieren promover y visibilizar la importancia de extender en la sociedad y en la Iglesia la defensa del trabajo decente, una cuestión central en la sociedad y esencial para la vida de miles de personas. 

La indecente precariedad dificulta la vida digna de muchas personas y familias trabajadoras. ITD viene insistiendo en la denuncia de las condiciones laborales y sociales actuales que generan “una sociedad desvinculada, en la que cada vez es más difícil hacernos cargo de los que se quedan atrás”, como indica el VIII Informe FOESSA, donde además son cada vez más las personas en situación de vulnerabilidad, entre otros factores, por la mala calidad del empleo. La indecente precariedad estructural se ha convertido en una obligada forma de vida para millones de trabajadores y trabajadoras, especialmente entre jóvenes y mujeres. 


El trabajo decente no solo garantiza ingresos suficientes, sino que permite el crecimiento personal, la contribución al bien común y el avance de la sociedad. En España falta trabajo decente y sobra precariedad. El trabajo ha dejado de ser una garantía para salir de la vulnerabilidad. 

El papa Francisco nos invita a hacernos esta pregunta: 

“¿Reconocemos, en serio, que las cosas no andan bien en un mundo donde hay (…) tantas familias sin techo, tantos trabajadores sin derechos, tantas personas heridas en su dignidad?”. “Tierra, techo y trabajo (…) son derechos sagrados. Reclamar esto no es nada raro, es la Doctrina Social de la Iglesia”. 

El sistema económico, desde hace unos años, ha desarrollado una nueva mutación de la mano de la revolución tecnológica. No han cambiado sus pilares básicos sino su forma de actuar. Esta fase es especulativa. La fuente fundamental del beneficio hoy en día, no es el comercio ni la industria, es la especulación. El objetivo principal del sistema es obtener el máximo beneficio en el menor tiempo posible. Estamos ante una economía cortoplacista. Y donde se gana dinero es en el sistema financiero (banca). Hoy los referentes del sistema económico han cambiado, son Estados Unidos, China, Japón, India y Brasil. Europa ha sido desplazada en producción y en población. Europa para el sistema económico tiene un lastre que es el estado del bienestar. Y los referentes institucionales son instituciones post-democráticas. Lo que significa que las decisiones se toman en ámbitos donde los ciudadanos no “pintamos” nada. 

Digamos no a una economía de exclusión e inequidad donde el dinero reina en lugar de servir. Esa economía mata, destruye. Pongamos la economía al servicio de los pueblos. La distribución justa de los frutos de la tierra y el trabajo humano es un deber moral. Los planes asistenciales que atienden ciertas urgencias, sólo deberían pensarse como respuestas pasajeras, coyunturales. Nunca podrán sustituir la verdadera inclusión: esa que da el trabajo digno, libre, creativo, participativo y solidario. 


Algunos datos ponen de relieve la realidad de esta indecente precariedad. 

Según la EPA la tasa de desempleo en Aragón disminuyó hasta el 10 % en el II trimestre del 2019, alcanzando los 65 mil parados. Sin embargo, el mes de julio registró el peor dato de desempleo de los últimos cinco años. Son las mujeres las que sufrieron mayor desempleo, representando el 60,51 % del total de los desempleados. Seis de cada diez personas desempleadas en Aragón son mujeres. En el mes de julio se incrementó el desempleo un 1,59 % respecto al mes anterior, cuando tradicionalmente este mes era un mes en el que el desempleo disminuía. 

Los hogares con todos los miembros en desempleo también siguen disminuyendo representando en el II trimestre de 2019, según la EPA, casi 18 mil hogares, un 11,82 menos que hace un año. 

Sin embargo, durante el mes de agosto, según el Instituto Aragonés de Estadística, se habían registrado en Aragón, 43.518 contratos temporales, un 92,85 % del total de los registrados. 

La tasa de parcialidad (número de contratos con jornadas parciales) siguió siendo alta durante el I trimestre de 2019, un 14,2 %, según Boletín nº 74 el CESA, aun así disminuyó respecto a la del año pasado en el mismo periodo. Habrá que ver cómo ha evolucionado en el II trimestre del año. 

La precariedad impide a las personas proyectar sus vidas hacia el futuro. Las instala en un permanente aquí y ahora que les impide desarrollar carreras profesionales, centrarse en la formación. 

A nivel personal tienen graves dificultades para enraizar sus vidas. A duras penas pueden mantener sus necesidades vitales y las de sus familias. Muy a menudo caen en la itinerancia por no poder mantener una vivienda. Esta situación no sólo afecta a su salud física, sino también a la salud mental, falta de autoestima, desmotivación, depresión, etc. 

Incluso su identidad se ve afectada porque nuestro lugar en la sociedad se establece a partir del desarrollo profesional. Cuando el desarrollo profesional es intermitente y cambia de manera constante o es incierto, la identidad también puede verse afectada. 

Ante esta situación de precariedad, tenemos una responsabilidad personal y colectiva, que es participar, colaborar, ayudar, organizarnos en la medida de nuestras posibilidades a nivel sindical, eclesial, social, etc. para construir una sociedad más justa donde se respeten los derechos humanos.


04 octubre, 2019

Movilización en Zaragoza por la emergencia climática

En el marco de la Semana Global por la Emergencia Climática en Aragón, en la que hemos participado como miembros de la Federación Aragonesa de Solidaridad, el viernes, 27 de septiembre, a las 11 horas acudimos a la concentración que tuvo lugar en la bola del mundo de la Plaza del Pilar.


La concentración duró, concretamente, 4,15 minutos. Este tiempo tiene su significado y es que son 415 las partículas por millón de concentración de CO2 en la atmósfera que se ha alcanzado recientemente, nivel que no se registraba desde hacía 3 millones de años. 


En la movilización se pudieron ver carteles apelitativos muy directos: #NoHayPlanetaB, No hay tiempo ¡ACTUA YA¡...


El mundo nos reclama que hagamos algo ya. Como nos dice el papa Francisco

"Necesitamos una revolución desde abajo hacia arriba, empezando por las elecciones diarias, desde el momento en que se va de compras hasta el momento en que se invierten los ahorros, por ejemplo, orientándolos hacia bancos éticos, respetuosos de la balanza de la solidaridad. 

Es hora de que los cristianos empiecen a trabajar en red, a pensar colectivamente, sabiendo que cualquier elección, incluso la más pequeña, hace la diferencia y que juntos, unidos, podemos cambiar las cosas y revertir el curso que conduce a la destrucción de la Casa Común”. 

03 octubre, 2019

Marcha solidaria: Compartiendo el viaje

Con motivo de la celebración de la Jornada Mundial del Migrante y Refugiado el domingo 29 de Septiembre Cáritas Diocesana de Zaragoza y la Delegación de Migraciones convocamos la “Marcha Solidaria: Compartiendo el Viaje”. Una marcha enmarcada en la campaña impulsada por Cáritas a nivel internacional y a la que asistimos cerca de 200 personas. 


Queríamos sumarnos a las numerosas Marchas que se están llevando a cabo en todo el mundo para lograr entre todos 1 millón de Kilómetros que reflejen nuestro deseo de encontrarnos y compartir el viaje con los hermanos migrantes. Una llamada del Papa Francisco para promover la “cultura del encuentro”. 


Comenzamos la mañana acogiendo y dando la bienvenida a las personas que llegaban poco a poco y cuyas procedencias eran muy diversas. Y a través de los 4 verbos que nos propone el Papa Francisco recordamos las actitudes que debemos tener para que verdaderamente se dé el encuentro que tanto anhelamos: 
  • Acoger es abrir los brazos, arropar y acompañar. 
  • Proteger es poner nuestra mirada en el foco de los derechos humanos y a la persona en el centro. 
  • Promover es ser signo de esperanza. 
  • Integrar es encontrarnos tú y yo, y cada uno desde nuestra identidad sin renunciar a nuestra raíz, construir juntos algo nuevo. 

Antes de comenzar la marcha pusimos nuestros corazones a la escucha del poema “Un lugar donde Mirarse” de Pati Blasco del poemario “Sueños en el Mar”. 
A veces siento que no te miro. 
A veces siento que tiene que haber un lugar solo nuestro 
para ti y para mí, vengamos de donde vengamos. 
Un mapa de vida y no una frontera. 

Y con el corazón esponjado por la profundidad y humanidad de este poema iniciamos la Marcha. Por delante 2,5 Km para encontrarnos con la otra persona y compartir el viaje que tantas y tantas personas se ven obligadas a iniciar dejando toda una vida atrás, buscando nuevas oportunidades, derribando muros, vallas, incomprensiones y rechazos. 

Nuestro punto de llegada fue la plaza del Pilar. Todos abrazamos en espiral la bola del mundo y abrimos nuestro mundo con la llave de la acogida, de la protección, de la promoción, de la integración… en definitiva, con la llave del amor. Y con el tintineo de las llaves de nuestra casa simbolizamos esa apertura a la que todos estamos llamados. 


Entre todos recorrimos 320 km que, por supuesto, sumaremos a los 489.326 Km. que se han recorrido a lo largo de nuestro mundo.

02 octubre, 2019

Ayudas económicas: dignidad e integridad de las personas


En el año 2018, Cáritas Diocesana de Zaragoza atendió a 8.793 personas (3.727 hogares). Creemos en las potencialidades de la persona y en acompañarla en sus procesos. Hay veces –no siempre- que ese acompañamiento requiere, entre otras acciones, de una ayuda económica. 


La ayuda económica es un medio, no un fin en sí mismo, y esperamos que de una u otra manera cale el mensaje de que hay muchos tipos de pobreza; la ayuda monetaria ni siempre resuelve los problemas ni es la única solución. Por eso, a través de nuestro Servicio de Estudios Sociales y gracias al esfuerzo de los equipos en la recogida y sistematización de datos, podemos indagar en las causas de la exclusión social que se hallan detrás de esas necesidades económicas, así como de otras necesidades no económicas que necesitan solución. 

Durante el año 2018 se concedieron 9.809 ayudas económicas, por un importe de 1.214.534,75€. A lo largo de varias entradas de este blog, hablaremos de esas ayudas económicas en torno a los siguientes derechos humanos fundamentales: derecho a la dignidad e integridad, derecho a la vivienda digna, derecho a la salud universal, derecho a la educación para todos, derecho al trabajo decente. 

Cifras con rostro 

Hemos llamado “Dignidad e integridad de las personas” a este apartado en el que incluimos conceptos de ayudas económicas como alimentación, ropa o calzado, enseres variados (coche de bebé, cunas, etc.), documentación o trámites administrativos o civiles. 

La alimentación fue el concepto que más ayudas económicas concentró, alcanzando el 36,6% y casi la mitad de los recursos económicos destinados a éstas (46,4%). Fueron 3.586 ayudas que ascienden a 563.460,59 €. Representan 8 de cada 10 de las ayudas otorgadas y 9 de cada 10 € concedidos. Destacamos las 435 ayudas para ropa y calzado por 28.758,72 €, que supuso 1 de cada 10 ayudas concedidas en este apartado. 

Titulamos estos números con el nombre de un derecho humano fundamental para no olvidarnos de que son cifras con rostro, para recordar que detrás de ellos hay personas. También, para que entendamos que dichas ayudas están contextualizadas no solamente en el marco de una intervención y acompañamiento social más amplio, sino también en relación con nuestra misión de abogar siempre por la dignidad de la persona. 

En próximas entregas de este blog seguiremos explicando las ayudas económicas realizadas a lo largo del pasado año. 

Puedes encontrar esta información de forma ampliada en la Memoria 2018 


30 septiembre, 2019

En busca de un lugar seguro para vivir [testimonio]

José (nombre ficticio) ha querido dejarnos su testimonio por si puede ayudar a otros que estén en su misma situación. 

Le agradecemos que con su historia personal nos acerque a la realidad de tantos hermanos que tienen que dejar su tierra. 

Llegué a Zaragoza hace casi un año. Estoy casado y tengo dos hijos. Tuve que dejarlos en mi país. 

Allí era promotor de derechos humanos en un ONG y me costó mucho cambiar de vida, dejar mi país… En la organización llevábamos años denunciando las irregularidades promovidas por el gobierno en cuanto a salud, educación y a todo tipo de injusticias. En el momento en el que el pueblo decidió salir a las calles de forma pacífica, comenzaron los problemas para la asociación y las personas que trabajábamos en ella. Nos requisaron los ordenadores, quemaron parte de la sede y el propietario del local nos pidió que nos fuéramos. Tras todo eso, comenzaron las amenazas. 

Mientras el pueblo salía a la calle pacíficamente, el gobierno envió a las fuerzas militares disparando de frente. Hubo cientos de muertos y heridos. Pasados unos meses donde la tensión política y civil en mi país era muy complicada, recibí una orden de captura por terrorismo. Me dieron una paliza que me ocasionó diversas fisuras y roturas de hueso. Me escondí durante más de dos meses para recuperarme, durante ese tiempo a mi padre lo cogieron preso para obligarme a salir de mi escondite. 

Mis compañeros de la ONG habían sido apresados todos. Mi familia estaba sufriendo un auténtico asedio por mi situación. Decidí que la mejor solución era salir del país. 

Cuando llegué a España, un familiar me acompañó a Cáritas donde me acogieron y acompañaron en este difícil camino. 

Hoy tengo el carnet de protección internacional y doy clases de español como voluntario a personas africanas, pero desgraciadamente no me relaciono con compatriotas míos por seguridad, he sido avisado de que es peligroso. Me gustaría trabajar, soy licenciado en Administración de Empresas y casi tengo finalizada la carrera de Derecho, pero en mi país no me permitieron compulsar mi título por lo que no puedo convalidar mis licenciaturas en España, ello me impide poder trabajar de mi profesión. 

Sufro mucho por estar separado de mi familia, pero no pierdo la esperanza de poder reunirme con ellos pronto.

Testimonio extraído del boletín semestral de Cáritas nº65. 
Está disponible en el siguiente enlace 

27 septiembre, 2019

El verano en el Huerto San Nicolás


Este verano no nos hemos ido de vacaciones ¡El huerto San Nicolás no descansa ninguna estación del año! 

Y nosotros nos hemos mantenido al pie del cañón regando nuestro huerto, cuidándolo y lo más importante que sucede durante el verano, recogiendo todas hortalizas que generosamente nos regala este fabuloso espacio de cultivo en pleno centro de la ciudad. 


Los participantes del proyecto de acompañamiento San Nicolás implicados en la actividad de huerto, han dedicado todas las mañanas de los miércoles del verano a esta tarea. 

¿Qué tiene de original? Pues que además de recoger los productos ¡nos los hemos comido! 

Este verano hemos preparado y disfrutado de almuerzos saludables con productos recién recogidos de la huerta ecológica: ensaladas, gazpachos, salmorejos y deliciosas tostadas de pan con tomate. 

El esfuerzo ha merecido la pena pero lo mejor de todo ha sido la compañía, compartir estos momentos junto a nuestras compañeras y compañeros con una buena conversación, dan sentido a la mañana. 

Ahora sí, nos tomamos unos días de descanso para coger fuerzas y empezar con energías renovadas en octubre para preparar la huerta de otoño.

Carmen Manero
Directora


26 septiembre, 2019

Proteger la Tierra, nuestra casa común

Cáritas Diocesana de Zaragoza se suma a la Movilización Mundial por el Clima que está teniendo lugar entre el 20 y el 27 de septiembre, con acciones en todo el planeta que reclamen más compromiso por parte de los gobiernos en la lucha contra el calentamiento global y sus efectos, que impactan especialmente en las poblaciones más empobrecidas y vulnerables del mundo. 

Mucho se está diciendo y haciendo esta semana sobre la crisis climática. Nosotros queremos recordar hoy el llamamiento del papa Francisco: 

“Hago una invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta. Necesitamos una conversación que nos una a todos, porque el desafío ambiental que vivimos, y sus raíces humanas, nos interesan y nos impactan a todos. El movimiento ecológico mundial ya ha recorrido un largo y rico camino, y ha generado numerosas agrupaciones ciudadanas que ayudaron a la concientización. Lamentablemente, muchos esfuerzos para buscar soluciones concretas a la crisis ambiental suelen ser frustrados no sólo por el rechazo de los poderosos, sino también por la falta de interés de los demás. Las actitudes que obstruyen los caminos de solución, aun entre los creyentes, van de la negación del problema a la indiferencia, la resignación cómoda o la confianza ciega en las soluciones técnicas. Necesitamos una solidaridad universal nueva. Como dijeron los Obispos de Sudáfrica, «se necesitan los talentos y la implicación de todos para reparar el daño causado por el abuso humano a la creación de Dios»[22]. Todos podemos colaborar como instrumentos de Dios para el cuidado de la creación, cada uno desde su cultura, su experiencia, sus iniciativas y sus capacidades”. 2015, Laudato Si´, Introduc., 14. 


Desde aquí, os animamos a concretar las pequeñas y grandes acciones que cada uno de vosotros, desde vuestro ser y hacer, podáis aportar. 

Es un reto y un acto de amor aprender a cuidar mejor y de forma urgente nuestra casa común, la Tierra, desde esa solidaridad universal de la que habla el papa.

25 septiembre, 2019

Mi experiencia en Palestina, por Manu Pérez

Si os hablo de Tierra Santa, os vendrán a la mente algunas imágenes: la tierra en la que vivió Jesús, un lugar de peregrinaje, un territorio con conflictos…

Muchos de vosotros puede que hayáis estado allí para poner vuestros pies y vuestros corazones en los lugares santos, por lo que nos enseñan y suponen para nuestra fe. No obstante, este pasado mes de agosto, tuve la oportunidad de visitar y ver esos lugares de una manera diferente a la que la hacen la mayor parte de los peregrinos. Caritas España y Caritas Jerusalén organizan cada verano un campo de trabajo conjunto para jóvenes y desde Zaragoza nos unimos Lidia y yo. 

El objetivo del campo no era resolver los problemas con los que vive el pueblo palestino, sino más bien vivir su día a día, conocer cómo es su mundo allí y crear lazos de unión. A pesar de que nuestras sociedades son distintas, he podido comprobar que los jóvenes palestinos tienen sueños y aspiraciones muy parecidas a las que tenemos los jóvenes de aquí, y que pese a todos los problemas a los que se enfrentan, mantener la esperanza de conseguirlos es lo que les permite seguir adelante día a día. Su vida como cristianos allí es otro ejemplo de fe, otra enseñanza que nos ofrece Tierra Santa. 


De este campo vengo convencido de que yo he recibido más de ellos, de lo que yo les he podido dar, y estoy muy agradecido. Desde ahora hay un rinconcito en mi corazón para ellos, ahora soy también un poco palestino. 

Manu Pérez
Joven de Zaragoza participante 
en el Campo de Trabajo 2019

23 septiembre, 2019

Nuestra misión como voluntarios


Hoy os escribo yo, me llamo Marisa y soy desde hace unos cuantos años voluntaria del equipo de Comunicación de nuestra Cáritas. Me ha parecido interesante recordar cual es nuestra misión como voluntarios en Cáritas. Nuestra entidad tiene como misión específica atender a las personas en situación de riesgo de pobreza y exclusión. Y todos los que en ella colaboramos, trabajamos a favor de la justicia denunciando las causas que generan lo contrario, las injusticias. 

En Cáritas, las personas voluntarias constituimos uno de los pilares básicos e insustituibles. Nuestra función es acoger, acompañar, promover a las personas. Poniéndolas en el centro y haciéndolas protagonistas de su camino. 


Como voluntarios de Cáritas tenemos unos valores que debemos cuidar y cultivar: 
  • Compartimos una fe en Dios que nos llama a vivir la fraternidad. 
  • Formamos parte de una Iglesia que da cabida a todos 
  • Tenemos muy presentes los valores de gratuidad, disponibilidad, coherencia y corresponsabilidad, siempre desde un estilo austero. 
  • Con alegría colaboramos por la igualdad de todos nuestros hermanos 
  • Y desde nuestra vocación al servicio de la caridad estamos comprometidos con la misión evangelizadora de la Iglesia 
Cada uno de nosotros hemos sido elegidos por Dios para realizar esta labor, no lo olvidemos. 

Marisa, voluntaria.


20 septiembre, 2019

¿Qué son los Círculos de Silencio?

La Plataforma Círculos de Silencio de Zaragoza es una iniciativa ciudadana que aglutina a diferentes personas que ven la necesidad de unirse para denunciar la creciente vulneración de derechos de las personas migrantes. Se trata de un momento de reflexión que ayuda a tomar conciencia sobre la situación de extrema injusticia que muchos migrantes sufren en el mundo. Javi nos lo cuenta para este blog. 

Los Círculos de Silencio fueron una iniciativa de unos franciscanos de Toulouse a finales de 2007. Actualmente reúne en la distancia a personas de distinta procedencia que se concentran con el mismo fin en más de 200 ciudades de España y otros muchos países como: Bélgica, Francia, Inglaterra, Italia, Polonia y Senegal. 
Circulo en Toulouse. Cerca de 400 personas se congregaron. 
En Zaragoza comenzamos el 4 de mayo de 2012 y desde entonces se ha convocado el Círculo en 88 ocasiones.

Último encuentro en Zaragoza
Desde los círculos de silencio defendemos la no violencia como el camino a seguir. La no violencia es la cultura a la que aspiramos. Una cultura donde no haya cabida para la indiferencia ante las injusticias, que ponga siempre la conciencia por encima de la ley.

La acción se desarrolla en silencio, como forma de diálogo con la sociedad, como forma de acción. 

Silencio por respeto a los que sufren, y para acompañarles en sus sufrimientos. 

Silencio para poder escuchar con el corazón puesto en los perseguidos, los presos, en sus familias, en sus amigos. 

Silencio que apela a la conciencia de quienes hacen las leyes, de quienes las aplican y de aquellos en cuyo nombre son hechas.


Cáritas Zaragoza, junto a Acción Solidaria Aragonesa, Centro Pignatelli, Asociación de Inmigrantes senegaleses de Aragón, PROYDE, Comité Óscar Romero, Centro Solidaridad de Zaragoza / Proyecto Hombre, Comunidad CVX y Encuentro y Solidaridad, invitan a participar de este gesto de paz colectivo cada primer viernes de mes a las 20,00 en la Plaza España, frente a la DPZ

¡ÚNETE!
Javier Ruiz Calvo
Técnico de Cooperación Internacional

18 septiembre, 2019

Publicado el nº 65 del boletín semestral

Ya está disponible el boletín nº 65 de Cáritas Diocesana de Zaragoza correspondiente a los últimos seis meses de 2019. 


En el que se recogen las noticias, acciones, testimonios y entrevistas más destacadas de esas fechas. Además, encontraréis un apartado especial destinado a las acciones de sensibilización que se han llevado a cabo con niños y jóvenes. 

Puedes leer el Boletín pinchando aquí

16 septiembre, 2019

Los residentes de Sta. Teresa tuvieron una visita muy especial

En la residencia Santa Teresa han realizado una actividad muy especial y también muy diferente a sus habituales. Han tenido un encuentro ´Dog Friendly´ o lo que es lo mismo, un encuentro con perros. Su directora, Sandra, ha querido contarnos para este blog cómo lo han vivido. Os dejamos con su artículo. 

Desde hace un tiempo, varias residentes me pedían conocer a mis dos perros adoptados. A dos de ellas les resultaba emocionante la idea. Concretamente a una de ellas, el hablarle de mis perros le hacía relajarse y cambiar su estado de ánimo, de irascible a positivo y animado, con una actitud muy receptiva a su entorno. De hecho me sorprendió cuando llegó a la residencia que prácticamente no le había dado tiempo a aprenderse el nombre del personal, pero si recordaba el nombre de mis perros, preguntándome cada vez que me veía:¿Qué tal están Argos y Nube? Iban pasando los días y las peticiones de conocer a mis perros se repetían, la residente que más ilusión parecía tener por verlos, ingresó en el hospital muy enferma y es entonces cuando tomé la decisión de a su alta y vuelta a casa debía por fin conocerlos. 


Y así fue, un sábado por la mañana, tras darles un buen paseo y un buen baño a Argos y Nube, me dirigí con ellos hacia la residencia. Debo reconocer que estaba ilusionada y nerviosa a la vez, quería que todo saliese bien. Hicimos el encuentro -con los que quisieron asistir- en nuestro jardín de la residencia. Argos y Nube se portaron muy bien, los residentes los acariciaban, no les perdían la vista, les llamaban, etc. Y pronto nuestros mayores empezaron a recordar y compartir épocas de su juventud y su infancia, muchos habían tenido perros, los describían con todo tipo de detalle, unos se emocionaban, otros contaban historias vividas entorno a ellos. Nuestros amigos peludos lograron crear un ambiente especial un día de fiesta, diferente, alegre, divertido desde la sencillez y la calma.

Y surgieron flechazos entre los residentes y los peludos... Esta imagen lo define todo. 

Y también se crearon momentos divertidos, como cuando Nube con su gran olfato y su constante apetito señaló el bolsillo del pantalón y el bolso de una de nuestras residentes descubriendo el trozo de pan y las galletas celosamente guardadas. Creo que esta habilidad perruna no les interesó demasiado o no les convenía…

En definitiva, pasamos un día especial y diferente de verano. Por un día la residencia Santa Teresa y los que formamos parte de ella creamos un espacio DOGFRIENDLY.

Sandra Basterra

13 septiembre, 2019

#AnimaciónComunitaria


Durante varias entradas en este blog os hemos explicado algunas de las palabras que nos hacen ser como somos… o, más bien, algunas de las palabras que usamos mucho porque nacen de nuestro Modelo de Acción Social. 

Hoy os contamos por qué usamos el término #AnimaciónComunitaria. 

En primer lugar, la #participación es esencial en el diálogo con la persona que acude a nosotros; es decir, acompañamos en los procesos intentando que ellos sean protagonistas de su propio cambio, desde todas las dimensiones del ser humano (la dimensión social también). Por ello, en ese acompañamiento con la persona que acude a Cáritas, se entiende que la persona forma parte de una #comunidad y si esa red está rota o no existe, habrá que recomponerla. 


En segundo lugar, el agente de la acción de Cáritas representa a la comunidad cristiana entera que no está completa si no desarrolla su dimensión de servicio a los que más lo necesitan: representa y debe construir #comunidad. Es una actitud y una forma de hacer las cosas. 

Como organización, Cáritas no es una organización que presta servicio social (aunque preste servicio social), sino que es la parte de la Iglesia encargada de que la acción sociocaritativa sea uno de los centros de la vida comunitaria, y debe sensibilizar, por un lado, a la comunidad cristiana (desde una pastoral conjunta) y, por otra, a la sociedad en su conjunto para que se impliquen en la búsqueda de soluciones y en la construcción de un modelo social más justo. 


Por todo ello, Cáritas Diocesana de Zaragoza cuenta con un equipo que desarrolla esa #AnimaciónComunitaria de forma específica, dando soporte a todos los equipos, impulsando iniciativas que ayuden a tomar conciencia de las situaciones desigualdad e injusticia en el mundo, que promuevan el compromiso personal y comunitario e impulsen estilos de vida basados en la defensa de los derechos humanos y la dignidad de todas las personas. De ahí que nos tomemos tanto interés en realizar campañas de sensibilización, participemos junto a otros en actos promovidos por los barrios y pueblos, o trabajemos junto a otras organizaciones y entidades para aunar esfuerzos: somos comunidad, desde la comunidad y haciendo comunidad. 

#ModeloDeAcciónSocial #AnimaciónComunitaria #Comunidad




11 septiembre, 2019

Convierte tu espacio en Punto Selecto de Cáritas

¿Qué es un Punto Selecto
Es el lugar que una organización, empresa o centro -acorde con la identidad de Cáritas- pone a disposición de nuestra entidad, normalmente una sala de espera o mostrador de recepción, para poder colocar información publicitaria de Cáritas Diocesana de Zaragoza (CDZ). Esta información o folleto informativo se renueva periódicamente, realizando un seguimiento de su utilización, tarea que desarrolla un voluntario de Caritas.


¿De qué forma se realiza el contacto para convertirse en un punto selecto? 
Por telefono en el 976 29 47 30 o dirigiéndose a nuestra dirección de correo electrónico info@caritas-zaragoza.es, haciéndonos saber el deseo de convertirse en punto selecto. 

¿Quién puede ser un punto selecto? 
Cualquier establecimiento, con sala de espera o mostrador de recepción, por el que pasen un número considerable de personas que puedan interesarse por conocer Cáritas y hacerse socio, a través del folleto dejado para tal uso, o posteriormente por su recordatorio. Gestorías, consultas médicas, colegios y despachos profesionales, centros hospitalarios, academias, centros de estudios, residencias universitarias y de mayores…


¿Qué aporta a Cáritas a esta modalidad de captación de socios? 
Esta acción es de largo recorrido y, posiblemente, no instantánea, sino de sensibilización. No se pretende sólo que las personas que accedan a la información ofrecida tomen la decisión de colaborar o hacerse socio de Cáritas, sino que se sorprendan, nos conozcan, muestren curiosidad y se sensibilicen con nuestra actuación global.

09 septiembre, 2019

Recicla tu ropa en Cáritas

Es época de hacer ´cambio de armario´, y en nuestra centralita recibimos muchas llamadas preguntando si recogemos ropa usada. Nuestra respuesta es SÍ. 

A continuación respondemos a varias preguntas frecuentes que nos soléis hacer: 

¿Sólo puedo echar ropa? Se puede depositar no sólo ropa usada, sino también todo tipo de textiles (toallas, sabanas, trapos...), calzado y complementos (bolsos, mochilas...) 

¿Cómo lo deposito? Lo mejor es hacerlo en bolsas cerradas directamente al contenedor. 

¿Cuáles son vuestros contenedores? Tenemos de tres tipos, de cartón marrón con el logo de Cáritas que se han colocado en sitios privados y cerrados, los de metal rojos con logo de Cáritas que están en parroquias, colegios, etc. Y los de la vía pública (color rojo suave) que son de la empresa ArroTrapo. 


¿Cómo puedo saber dónde están los contenedores situados? En el siguiente → enlace puedes ver todo el listado y sus ubicaciones. 

¿Si soy una empresa y quiero organizar una recogida de productos textiles para donar? Contáctanos en el 976 29 47 30 y hablamos. 


¡Gracias por colaborar con el reciclado textil, el medio ambiente y la inserción laboral!

06 septiembre, 2019

#AccionesSignificativas

Durante varias entradas en este blog os hemos explicado algunas de las palabras que nos hacen ser como somos… o, más bien, algunas de las palabras que usamos mucho porque nacen de nuestro Modelo de Acción Social. 

Hoy os contamos por qué usamos el término #AccionesSignificativas. 

En realidad, son acciones que son testimonio y anuncio, signos de algo más grande (el amor de Dios). Anuncian, desvelan, encarnan y proponen. Nuestras acciones serán significativas si parten de valores alternativos, si desarrollan procesos de personalización, humanización y liberación, por más que sean parciales. 


En esta palabra, la actitud de trascendencia es fundamental: como los faros que no iluminan la totalidad del mundo pero son guías de cierto camino para ciertas personas, así esas actuaciones son inspiradoras, y contagian otra forma de hacer las cosas. Construyen lo que llamamos #zonasliberadas: espacios (no solo geográficos) en pleno centro de la realidad, del tejido social y del sufrimiento, que transmutan la realidad hacia otra de esperanza y sentido. 

Por ello, en la última Asamblea de Cáritas Diocesana de Zaragoza quisimos agradecer aquellas #AccionesSignificativas realizadas, en un acto conjunto, para todos y cada uno de los equipos y personas que crearon esas pequeñas grandes acciones. 

Todos necesitamos, en algún momento, puntitos de luz que nos muestren el camino. 

#ModeloDeAcciónSocial #AccionesSignificativas 

04 septiembre, 2019

Vuelta al cole en La Artesa

¡Hola amigos del blog!

Hoy os traemos información de nuestra tienda La Artesa y es que hemos preparado la "vuelta al cole" 


Tenemos estuches y fundas hechas a mano en Bolivia #comerciojusto

Cuadernos, libretas, cubiletes, etc realizados en nuestro taller de manipulado de papel del Centro San Nicolás 


Y, por supuesto, nuestros juegos educativos rehabilitados en el CRPS San Carlos. Tenemos un montón de productos destinados a enseñar a los más pequeños. 


¡Os esperamos en nuestra tienda!

02 septiembre, 2019

Campaña de emergencia abierta por Cáritas

Continua abierta la campaña de emergencia para atender a las víctimas del ébola en la República Democrática del Congo. Todo el que desee colaborar, puede hacerlo a través de nuestra Cáritas.


Todas aquellas personas que deseen colaborar, pueden hacer un ingreso en las cuentas habituales:
  • Ibercaja ES31 2085 0113 62 0300027229
  • Triodos Bank ES28 1491 0001 25 2082701828
A través de la web especificando el destino "Congo" o en la sede de Cáritas, sita en Pº Echegaray y Caballero, 100, Zaragoza. 

Podéis consultar toda la información sobre la emergencia en el siguiente enlace

30 agosto, 2019

#Acompañar


Durante varias semanas os vamos a explicar algunas de las palabras que nos hacen ser como somos… o, más bien, algunas de las palabras que usamos mucho porque somos como somos. 

Hoy hablaremos de lo mucho que pronunciamos y escribimos la palabra #acompañar. 

“Todas las personas son capaces de ser protagonistas de su vida y están llamadas a serlo de la historia” 

Esta y otras son frases de nuestro Modelo de Acción Social: 

“Acompañar es una forma de hacer las cosas, que cree en el camino más que en la meta y en la capacidad de crecimiento de la persona. Es más bien estar que hacer”. 


Aunque #acompañar es una actitud clave y transversal en todo y con todos, en Cáritas Diocesana de Zaragoza tenemos, además, el Proyecto de Acompañamiento San Nicolás: está dirigido a personas y familias que, tras iniciar su intervención en otros espacios de Cáritas, y de forma excepcional en otros servicios sociales, sanitarios, educativos, etc., necesitan acompañamiento más intenso en su proceso de mejora personal, encontrándose en riesgo o situación de exclusión social y afectadas por uno o más factores de exclusión: salud, vivienda, empleo y ocupación, formación, ausencia de apoyos socio familiares, entre otros factores. 

Pero, dado que nuestra manera de hacer las cosas puede aplicarse a todos y cada uno de nosotros (da igual que seamos personas “en exclusión social” o no), ojalá este #acompañar quede desde ahora en tu memoria grabado, incluso para acompañarte mejor a ti mismo si eres tú el que en algún momento te sientes excluido y necesitas recordarte estas palabras: 

“Acompañar el proceso y partir de la situación y sus posibilidades (no se obsesiona por sus carencias) (…) En este proceso la persona descubre y se interrelaciona con el entorno que le rodea (…) desde ahí, en un proceso comunitario también se descubre a sí mismo, reelabora su identidad y participa en el mismo”.