Mostrando entradas con la etiqueta educación en valores. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta educación en valores. Mostrar todas las entradas

26 abril, 2019

La voz de los niños y jóvenes

Solidaridad y derechos humanos por los alumnos del CEIP Catalina de Aragón

Una curso más nos ha venido a visitar Teresa (del proyecto Educar la Mirada, de Cáritas) para hacernos un taller sobre la solidaridad y otro sobre los derechos humanos. Y, como cada año, ha conseguido que pensemos sobre la realidad de un mundo materialista donde el tener, comprar y acumular cosas es lo importante, y sobre cómo mejorarla con pequeños gestos para construir un mundo más justo y solidario donde las personas sean lo más importante. 

Gracias, Teresa, por tu tiempo, por hablar tan claro y abrirnos los ojos a la realidad con la que trabajáis, a enseñarnos que la dignidad de la persona está por encima de todo y no tenemos que prejuzgar a nadie, y que con pequeños gestos podemos hacer un mundo más justo. 


Aprendemos a mirar a nuestro alrededor por alumnas del Colegio Hijas de San José

Un grupo de alumnos de 1º de secundaria del Colegio Hijas de San José (Zaragoza), acompañados de profesores, visitamos Cáritas para hacer entrega del dinero recaudado en la campaña solidaria del colegio. 

En la sede, mediante vídeos, nos mostraron la importancia de la labor que realiza Cáritas en nuestro entorno; y, por tanto, el valor que tienen todas las acciones que realizamos para colaborar con ellos. Aprendimos, a través de juegos, que no todas las personas tienen las mismas oportunidades. Allí nos dimos cuenta de que te sientes más feliz cuando ayudas al otro. Al fin y al cabo, esta salida nos ha conectado con los que nos rodean, con sus necesidades y hemos comprendido que muchas veces es suficiente con dar cariño y una sonrisa. 


Estos artículos fueron publicados en el Boletín, nº 64 de Cáritas. Puedes descargar aquí el Boletín completo de nuestra biblioteca digital y leer todos los artículos 


22 abril, 2019

"Sí podemos cambiar el mundo" por Teresa Pérez


¿Por qué hay personas que son ricas y otras pobres? ¿Por qué hay tanta injusticia y desigualdad en el mundo? ¿Por qué hay personas que pasan hambre? ¿Por qué hay guerras? ¿Por qué hay personas que tienen que salir de sus casas y de sus países y no los acogemos? ¿Por qué no cuidamos el planeta tierra que es la casa de todos? 

Estas son algunas de las preguntas que les hacemos a los niños cuando en una de las charlas-taller hablamos de como vemos el mundo y quién podría cambiarlo. Estamos todos de acuerdo en que esto que está pasando no nos gusta, no lo queremos, porque lo que queremos es un mundo más feliz. 

Entonces, ¿quién puede cambiar esta realidad? No tardan en responder que TODOS. 

Qué importante es que los niños y jóvenes vayan descubriendo el mundo tal y como es, que conozcan la “otra realidad”, la realidad de un mundo injusto y desigual donde todo está interrelacionado. Un mundo en el que parte de la humanidad sufre día a día y lucha por tener o recuperar aquello que por derecho le pertenece. 

Qué importante es ayudar a sensibilizar corazones, donde se reconoce al otro como hermano de una gran familia, sabiendo que todos nos necesitamos y que juntos podemos, si nos comprometemos, si estamos dispuestos, a construir un futuro donde nadie se quede por el camino, donde la persona – y no las cosas- esté en el centro. 

Tenemos que aprender a ser valientes y empezar por nosotros mismos. Tenemos que aprender a mirarnos dentro de nosotros, y a mirar a los demás desde el respeto y la igualdad, y desde allí descubrir la solidaridad como respuesta que nace desde el corazón. 

Les contamos que el camino no es fácil, pero tampoco imposible. A través de una canción sobre una sandía que quería ayudar a los demás, descubren lo importante que es aprender a mirar, a escuchar, a caminar y sobre todo a querer. 

Descubrimos que cada uno de nosotros, seamos niños, jóvenes o adultos, podemos ser una luz para los demás, una luz que se alimenta de esperanza y fraternidad y que el futuro de un mundo mejor, de una humanidad solidaria y comprometida, está en las manos de todas las personas. 

Sabemos que no podremos cambiar todo el mundo y les enseñamos una pelotita muy pequeña que representa el mundo diciéndoles que este trocito del mundo, sí podemos cambiarlo y que junto a otros, sí podemos cambiar el mundo. CONTAMOS CONTIGO. 

Mª Teresa Pérez, técnico del proyecto Educar la Mirada. 



Este artículo fue publicado en el Boletín, nº 64 de Cáritas. Puedes descargar aquí el Boletín completo de nuestra biblioteca digital y leer todos los artículos 

27 junio, 2018

La cáritas parroquial de Santa Mónica va al cole

Los voluntarios de la cáritas parroquial de Santa Mónica han visitado durante todo este curso escolar numerosos centros educativos dentro del proyecto de sensilización de la parroquia.

El objetivo del mismo es el de trabajar y sensibilizar en valores con los más jóvenes. En total se han realizado 11 intervenciones dando alcance a un total de 220 escolares. Los colegios con los cuales se ha participado han sido: Eliseo Godoy, Romareda, Cesáreo Alierta, Doctor Azúa y Cesar Augusto.

La temática tratada se ha basado en la campaña institucional de este año “Tu compromiso mejora el mundo” recurriendo para la exposición de los materiales de esta misma. Así mismo, se han utilizado dos audiovisuales, dependiendo de los rangos de edad, elaborados por el propio equipo donde se mostraban facetas relacionadas con la solidaridad.


Un año más el equipo hace balance acerca de esta acción de manera satisfactoria: por un lado han conseguido difundir la acción de Cáritas y por otro, han reforzado valores como el compromiso o la solidaridad entre el público más juvenil de la zona.

16 abril, 2017

Talleres Educar la Mirada en la Universidad San Jorge

El programa Educar la mirada y la Universidad San Jorge han llevado a cabo dos actividades destinada a los estudiantes del Grado en Educación Infantil y Primaria.

El objetivo de dichos encuentros se basaron en mostrar la realidad socioeducativa de la ciudad, para así descubrir nuevas realidades sociales y educativas en las que poder actuar desde el punto de vista educativo.



En la primera sesión, se expuso la acción socio caritativa de Cáritas de una manera dinámica y creativa, dando lugar y tiempo para la reflexión y el diálogo común.

En la segunda sesión, los alumnos visitaron el huerto del Proyecto de Acompañamiento de San Nicolás. Primero se les informo sobre los objetivos, finalidad y proceso del proyecto, para posteriormente visualizar in situ el funcionamiento del huerto. Finalmente, Juanjo Santos, actual voluntario de Caritas y con experiencia docente, les trasmitió su vivencia, desde la educación formal, no formal e informal, resaltando en todo ello la importancia de mirar a las personas a los ojos.


Ambas jornadas constituyeron una fuente de inspiración y sensibilización socio-educativa para todos los participantes tanto en el ámbito personal como profesional.

03 mayo, 2016

Educar la Mirada en la parroquia de Ntra. Sra. de la Asunción en La Almunia




      Los chicos de la parroquia que se van a confirmar  han terminado el curso de 1º de Catequesis y, con motivo de la finalización de dicho curso,  se solicitó al proyecto de educación en valores de Cáritas Diocesana,  Educar la Mirada, una sesión de formación sobre la labor social de la Iglesia, que fuera capaz de motivar y sensibilizar a los chicos.



       Desde el proyecto Educar la Mirada se planteó una sesión que, con mucha paciencia y tacto, fuera capaz de trasmitir a los chicos el mensaje que se pretendía.
      Uno de los objetivos era contribuir a paliar un poco la desinformación que  a veces existe. Por eso es muy importante que de cara a la formación de estos chicos se realicen sesiones como la que hoy os contamos y que, poco a poco, van sembrando la semilla del Evangelio.
     Desde la parroquia  agradecemos mucho el esfuerzo, tanto de la trabajadora social de la Zona, Miren, como de Tere que lidera el  proyecto Educar la Mirada.


15 abril, 2015

Eucaristia en el Buen Pastor con los grupos de catequesis


Una imagen de la Eucaristía
El pasado domingo, día 12 de abril de 2015,a las 11 horas, en la  parroquia de El  Buen Pastor se celebró una Eucaristía en la que participaron todos los grupos de catequesis de las parroquias de
Torrero. El tema central fue la Campaña de Caridad de Cáritas.

Previamente, a lo largo del mes de marzo, cada grupo de catequesis en su parroquia, ha dedicado un día a trabajar este tema con unos materiales y dinámicas preparados desdeel proyecto de educación en valores Educar la Mirada.

La Eucaristía del domingo ha sido el momento de celebración y puesta en común de lo trabajado en cada sitio. La Iglesia estuvo llena de niños acompañados por sus padres y catequistas. Durante la homilía visualizamos el vídeo que había trabajado los niños de manera que el mensaje se hizo extensivo tanto a los padres como a otros miembros de la comunidad parroquial que asistieron.



Fue también una bonita experiencia de comunión, en la que todas las parroquias del arciprestazgo se unieron para celebrar la eucaristía en torno al mensaje de Cáritas. Después niños y mayores disfrutaron de un espectáculo de magia en el salón de actos del Colegio Diocesano del Buen Pastor.

18 marzo, 2014

Sesión de formación en la parroquia de Casetas (Zaragoza)




      El día 11 de Marzo se llevó a cabo en la Parroquia de Casetas una sesión de sensibilización con los Jóvenes de Confirmación sobre qué es Caritas y qué papel desempeña con las personas más necesitadas.

     A la actividad asistieron alrededor de 26 Jóvenes junto con sus Catequistas, además también asistió el Párroco de Casetas, dos Voluntarios del Equipo de la Cáritas Parroquial, el Técnico de Zona y Teresa Pérez, Técnico del proyecto “Educar la Mirada”, ambos trabajadores de Cáritas Diocesana de Zaragoza.
    

      
       La sesión comenzó con la dinámica de “El Traga-bolas” donde los jóvenes pudieron constatar y ponerse en el lugar de quienes más dificultades tienen en la vida frente a las personas privilegiadas. Esta dinámica dio la oportunidad de continuar la sesión explicando y reflexionando de forma más profunda y detallada de lo que en nuestra sociedad ocurre de forma sistémica: la exclusión social y los sistemas de protección social, las necesidades de las familias y las dificultades que tienen para acceder a ayudas y el papel de Caritas como garante de sus derechos en esos casos, además del acompañamiento hacia las personas que acuden a nuestras acogidas. 

         Otro de los aspectos trabajados con los jóvenes durante la sesión fue profundizar en la importancia del voluntariado como esencia del compromiso de las comunidades parroquiales en el acompañamiento a las personas que están atravesando momentos de dificultad.

06 marzo, 2014

Visita del colegio Hijas de San José






        Cáritas Diocesana de Zaragoza recibió el pasado 28 de enero la visita de los alumnos y profesores del Colegio Hijas de San José. El colegio había organizado una Semana Solidaria en la que habían trabajado temas de consumo responsable y voluntariado. Posteriormente organizaron un festival solidario y recaudaron unos fondos que entregaron en Cáritas el día de la visita. Los recibió y acompañó en la misma Teresa Pérez, del proyecto de educación en valores "Educar la Mirada".
        El día 4, en El Periódico del Estudiante -publicación de El Periódido de Aragón dedicada a la educación-  publicaron el texto que reproducimos a continuación:


El pasado 28 de enero algunos chicos del colegio Hijas de San José junto con sus profesoras Ana Julia, Rosa y Merche decidieron voluntariamente representar a su centro para la entrega en la sede de Cáritas de parte del dinero recaudado en la semana solidaria. Fuimos dispuestos a dar pero fue más lo que recibimos.

Teresa nos acompañó muy amablemente durante toda la visita. Empezó diciéndonos que le encantó todo lo que habíamos hecho durante la semana solidaria, sobre todo cómo nos habíamos acercado a la experiencia del voluntariado. Nos transmitió que la clave es ser generosos con nuestro tiempo, ser capaces de ponernos en la piel de los demás, creer que ya con nuestros pequeños gestos cotidianos somos capaces de cambiar el mundo.

Nos explicó la labor de Cáritas y de todos sus voluntarios y trabajadores. Nos hizo ver que Cáritas es Iglesia, pero que representa y atiende a todos independientemente de su credo, porque esta organización sobre todo cree en las personas y en que el amor es, o debería ser, el motor del mundo.

También nos encantó que nos dijera que Cáritas cuenta con los jóvenes y que nos quiere dar la oportunidad de expresarnos porque no sólo somos futuro, sobre todo lo que somos es presente y ya nosotros tenemos en el día a día que luchar no por la caridad sino por la igualdad de derechos. Porque Cáritas en su labor no juzga, por el contrario lo que hace es mirar y potenciar las capacidades de las personas, sobre todo de aquellos a los que nadie escucha.

Nos hizo caer en la cuenta de que nuestra estructura social deja, de entrada, al margen a una parte de la sociedad, lo que aumenta las desigualdades. Hay que cambiar la perspectiva y poner nuestra mirada no en el dinero, sino en las personas.

Teresa nos habló también del consumo responsable y le encantó saber que nosotros también habíamos realizado actividades en ese sentido antes de la Navidad. Como tantas veces nos han dicho nuestros padres y profesores, el dinero no da la felicidad, la felicidad auténtica y duradera la dan las personas, el ser y no el tener.

Por todo esto, en nuestra vida, es muy importante saber elegir el camino adecuado ya que hay muchos que no llevan a ninguna parte. Hay que apostar por la esperanza, hay que ser esperanza.






22 diciembre, 2011

La inmigración vista desde Cáritas: testimonios en primera persona



El día 16 de diciembre, 150 alumnos de 1º de bachillerato del Colegio Jesús y María El Salvador, participaron en una actividad promovida desde la Pastoral Juvenil del centro, que coordina Pablo Giménez, en la que se eligió a Cáritas (Proyecto Educar la Mirada)y más concretamente a su equipo de Hecho Migratorio, para que junto a cuatro personas inmigrantes que ofrecieron su testimonio en primera persona, contásemos cual es nuestra visión y su visión de esta realidad.

La actividad contó con dos momentos diferenciados. Uno más amplio, que se desarrolló en el salón de conferencias del colegio y que contó con una introducción sociológica a cargo de Marisa, técnico de Hecho Migratorio de Cáritas; las cuatro aportaciones testimoniales y un momento musical (rap), y otro, en el que se dió la posibilidad, a los alumnos que así lo desearon, para compartir un coloquio cercano con los ponentes, en la sala de café de profesores.En esta segunda actividad, en la que participaron más de 35 jóvenes, se estableció un rico encuentro con los chicos y chicas en el que Dalila (colombiana), Javier (nicaragüense), Huang Yi (china)y Edi (guatemalteco)compartieron sus inquietudes, relaciones, realidades... en un clima de respeto, interés mutuo y cercanía.

Gracias a todos por esta bonita experiencia que ojalá se repita y sirva para romper tópicos generalistas e injustos sobre las personas inmigrantes.

Los proyectos de sensibilización y voluntariado calan en los centros educativos y Cáritas está ahí para acompañarlos


Los días 29 de noviembre y 13 de diciembre, más de 100 alumnos de 2º de bachillerato, del Colegio Marianistas del Pº del Canal, participaron en una actividad preparada conjuntamente entre el centro, a través de la Directora del Proyecto de Sensibilización de Voluntariado, María Borobio, y del de Educar la mirada de Cáritas Diocesana de Zaragoza.

El proyecto de Sensibilización de Voluntariado de Marianistas pretende contribuir a la orientación personal y ética de los jóvenes animándoles a que sean ciudadanos críticos, participativos y solidarios, encontrando en el voluntariado una actitud y un estilo de vida.

En esta ocasión la actividad dirigida por Cáritas Diocesana de Zaragoza, a cargo de Tere y David, ahondó en el tema de "La otra realidad".

Utilizando las posibilidades que hoy en día ofrecen las nuevas tecnologias y a través de una presentación dinámica (Prezy), se planteó una visión crítica sobre la incidencia que hoy en día tienen los medios de comunicación en la sociedad actual y se desveló cómo existe otra sociedad silenciosa en la que se encuentra, acallada, la exclusión social. Conocer esa realidad e intentar transformarla es una de las misiones de Cáritas y de cualquier ciudadano comprometido y responsable.

18 octubre, 2007

EDUCAR LA MIRADA

El día 17 de octubre la Escuela de Formación de Cáritas presentó un CDrom para la educación en valores con el título “Educar la mirada”. La presentación corrió a cargo de Ramón Sabaté, profesor, compañero de quien esto escribe y amigo. Ramón nos ha autorizado a publicar en este blog todo el contenido de su intervención:

EDUCAR LA MIRADA
“Cuando se vive desde dentro el mundo educativo puede tenerse la percepción de que el vértigo del día a día, sea donde sea el lugar, sea la educación reglada o no, la educación de adultos o la educación infantil, la educación permanente o la educación en momentos puntuales de la vida, ese vértigo de la organización y la programación, del cumplimiento de programas, de la cada vez más abrumadora carga de expectativas que se cierne sobre la enseñanza, todo esa maraña en suma imposibilita el sosiego, la calma, la reflexión sobre la tarea que llevamos entre manos..
¿Qué significa de verdad educar y que significa hacerlo en el mundo de hoy?
Hoy vivimos en medio de una gran paradoja. Jamás se había hablado tanto sobre educación, nunca como ahora se ha dedicado tanto tiempo y tanto espacio a la educación en todas y cada una de sus vertientes. Suplementos en los periódicos, miles y miles de publicaciones, programas en la radio y en la televisión, foros abiertos en Internet. Es difícil encontrar un día en que por un motivo u otro, algo relacionado con el mundo educativo no esté presente de una manera más o menos viva en nuestra sociedad.
Sobre la educación se van deslizando múltiples responsabilidades y tareas que probablemente en tiempos no tan lejanos estaban más repartidas entre todos los agentes educativos: la familia, el pueblo, el barrio, la parroquia, la ciudad. Hoy el mundo educativo debe dar respuesta a infinidad de demandas sociales. Además de los conocimientos, la educación y la escuela, por ejemplo, debe enseñar a estudiar, debe garantizar una buena educación vial, o una educación medioambiental o garantizar el aprendizaje de tres o cuatro idiomas. Y no digamos nada de las expectativas en enseñanzas relativas a las nuevas tecnologías de la información.
No existe nadie que no crea que la educación es un punto clave para sentar las bases de una sociedad próspera, libre y justa. Pero… ¿Cómo? ¿Con qué contenidos? ¿Con qué metodologías? ¿Con qué medios? ¿Con qué agentes educadores?
Tengo a veces la impresión de que vamos educando como si se tratara de llenar de contenidos determinadas vasijas que presentan distinto tamaño según cada una de las etapas y edades. Como si cada vez quedara más lejana aquel pensamiento de Chesterton que decía: “para enseñar Latín a Juan, hay que conocer a Juan y quererlo más que al Latín”.
Tengo a veces también la impresión de que hemos perdido de vista el significado primigenio y etimológico de la palabra que ya desde el mundo romano ha pervivido hasta nuestros días. E-ducere. Es decir, sacar desde, hacer salir, provocar. Sí, me atrevo a decir que la educación debe ser provocadora. Lo sabía bien el filósofo Sócrates, que utilizaba el sabio método de la mayéutica, provocando con sus preguntas la salida de las ideas de sus alumnos mientras trenzaba las ideas para convertirlas en argumentos fructíferos.

Confieso por tanto que cuando observé el título del trabajo que hoy se presenta, no sólo me pareció interesante y sugerente. Me pareció sobre todo que indica un camino de futuro riquísimo en contenidos. “Educar la mirada”. ¿No será que la educación consiste precisamente en ayudar a que poco a poco se nos vayan cayendo de los ojos y de nuestro interior vendas y más vendas que nos impiden sentirnos seres abiertos a los demás, sentirnos en definitiva mujeres y hombres que somos y estamos en tanto que los demás son y están?
Educar la mirada. El tiempo fluye a nuestro alrededor, irreparablemente añadía el gran Virgilio, y nosotros con él. A veces sin darnos cuenta del sentido que daría a nuestra existencia una simple mirada, una mirada educada, provocada (y perdonen que insista en el término) por la educación. Ahí es donde radica, a mi juicio, una de las más poderosas razones para hablar de la educación en valores o los valores de la educación.
Hace más de dos mil años en la antigua Roma un antiguo esclavo de origen africano que consiguió llegar a ser libre debido a su inteligencia y a su buen hacer literario, escribió una frase que plasma de manera determinante la idea del compromiso social que en definitiva nace de mirar con ojos atentos y solidarios a nuestro alrededor. En una de las obras teatrales de Terencio, que así se llamaba el autor, un personaje llamado Menedemo interroga a otro llamado Cremes con la siguiente pregunta: “¿Tan desocupado estás, Cremes, que te queda tiempo para interesarte en las cosa ajenas que no te tocan en nada?” Y Cremes le contesta: “Soy hombre, nada de lo que es humano lo considero ajeno a mi”. Es decir, en tanto que humano necesariamente me he de sentir implicado, interpelado por todo lo que sucede a mi alrededor porque también me sucede a mí en tanto que soy copartícipe, coprotagonista, corresponsable.
Considero absolutamente fundamental trasladar esta idea al mundo educativo. Victoria Camps, cuando se comenzaba a hablar en España de la educación en valores decía: “hay que quitarse de la cabeza que la educación puede ser neutra en cuanto a los valores. Educar no es sólo instruir, sino transmitir unas certezas, unas ideas o unas maneras de ser”. En efecto, ya los griegos consideraban la necesidad de que los ciudadanos de la "polis" cultivaran la "areté" (concepto que después trasladado a Roma se convirtió en la “virtus”). Pues bien ambas palabras, de riquísimo contenido, resumían el conjunto de cualidades o de valores que se debían adquirir para ser buenas personas con la asimilación de hábitos y actitudes que debían cuajar en un determinado estilo de vivir, en una forma de entender la vida y de comprometerse con ella para mejorarla, añadiríamos ahora.
En un inevitable ejercicio de traslado a nuestra época, en esta primera década del siglo XXI podríamos concluir que nuestra "areté" o nuestra virtus debería ser el cultivo de unos valores sin los cuales la educación se queda en mera transmisión aséptica de conocimientos. Y hoy, hoy tal vez más que nunca no podemos ser neutrales, no podemos bajar la mirada ante la marginación, ante la pobreza, ante las discriminaciones injustas. Necesitamos miradas limpias y comprometidas que sepan aguantar la fuerza de aquella pregunta de Yavhé en el Génesis: ¿Dónde está tu hermano? Y que sepa también como es lógico dar alguna respuesta.
Por eso hoy hemos de felicitarnos por la aparición de este CDrom. No es una iniciativa menor y les puedo asegurar que va a ser una herramienta muy útil que tendrá unan gran receptividad sobre todo entre quienes consideramos, y somos muchos, que educar para construir un mundo que viva en paz, desterrando desigualdades, injusticias y pobreza es un hermoso reto que no nos podemos permitir el lujo de desperdiciar.
Reitero mi enhorabuena por este trabajo al tiempo que agradezco la oportunidad que me han dado mis amigos de Cáritas de poder acompañarles en un día como hoy. Que no nos quepa duda alguna. Lo que estamos viviendo esta tarde aquí, desde luego, también es un hecho de alto valor educativo”.