16 agosto, 2019

¿Por qué apostar por las finanzas éticas?

La propuesta de las finanzas éticas que, a través de la Banca Ética, las Inversiones Socialmente Responsable o las Cooperativas de Crédito tiene como objetivo financiar actividades económicas que generen impactos positivos a nivel social y medioambiental y que garantizan la trazabilidad del capital para poder conocer qué se está haciendo con el dinero invertido.

Ser consumidores responsables nos convierte en potentes agentes de cambio social. Por el contrario, cuando miramos hacia otro lado y no nos responsabilizamos de lo que se está haciendo con nuestro dinero, nos convierte en cómplices de actuaciones que están perjudicando la vida de muchas personas y deteriorando el planeta en el que vivimos.


Podemos transformar la actividad económica exigiendo que la transparencia y la ética, rijan el origen y destino del dinero. 

Las finanzas éticas, nos ofrecen la posibilidad de ser responsables con el uso de nuestro dinero a nivel personal e institucional, la posibilidad de estar informados sobre el destino de nuestras inversiones, la posibilidad de conocer proyectos que apuestan por una economía al servicio de las personas y no al contrario. 

En definitiva, un dinero que esté al servicio de la justicia.

Por Eduardo Ortega, Economía solidaria Cáritas Española

Artículo extraído del blog de Cáritas Española podéis consultar más artículos en www.caritas.es/blog/

14 agosto, 2019

¿Sabías que...? Trabajamos con personas que están en prisión

En anteriores entradas de este ¿sabías que…? hemos explicado el origen de Cáritas, claves que resumen nuestro Modelo de Acción Social, entre las que destacábamos la frase la persona como centro de nuestra acción. Y por eso usamos las palabras personas que: “personas que están sin hogar”, “personas con enfermedad mental” “personas que son dependientes” “personas que ejercen la prostitución”… es nuestra forma de recordar a la sociedad que detrás de cada situación - y en el centro de ella- hay siempre una persona. 

¿Sabías que en Cáritas Diocesana de Zaragoza tiene un proyecto que trabaja con personas que están en prisión? Hoy os hablaremos de nuestra intervención con estas personas que se encuentran en esa situación. 


Cuando alguna de las personas presas de los centros penitenciarios de Zuera y Daroca, libremente, contactan con Cáritas, la trabajadora social realiza las primeras entrevistas y el diagnóstico de la situación. Posteriormente, el equipo de trece voluntarios continúan visitando a la persona: a través de la comunicación y la escucha verbal y escrita, las personas presas reflexionan sobre sus principales motivaciones, dificultades, objetivos sobre su vida, y los voluntarios les facilitan esa conversación, teniendo claros criterios como la seriedad, confidencialidad y respeto y realizando un seguimiento de su adaptación al medio. El equipo organiza encuentros anuales con participantes y familias, para generar espacios compartidos de conocimiento, reflexión y confianza donde expresar libremente impresiones y sentimientos. 

Son muy importantes las cartas escritas, la escritura es una herramienta de desahogo: se mantuvo correspondencia con 14 personas; en ellas cuentan lo vivido (sus emociones, sentimientos, inquietudes y necesidades), agradecen la labor realizada y con ellas se aporta continuidad al acompañamiento individualizado. 

Cáritas trabaja para favorecer la reinserción en la sociedad de las personas privadas de libertad y para sensibilizar sobre la realidad de prisión y justicia restaurativa. 

12 agosto, 2019

Te damos 10 razones para hacerte socio de Cáritas... pero hay muchas más

Si te preguntas como puedes comprometerte con aquellos que más lo necesitan, te contamos diez motivos que te harán decidirte a hacerte socio o hacer un donativo, aunque estamos seguro de que tu encontrarás muchas más razones. 

1. Porque acompañaron a Ramón cuando estuvo en la cárcel y le ofrecieron un alojamiento temporal cuando cumplió su condena.

2. Porque Lola, de 75 años, se siente parte de la gran familia de Cáritas desde que vive en la Residencia Santa Teresa.

3. Porque a Manolo, parado de larga duración, Cáritas le ha ayudado a encontrar un trabajo; desde entonces vuelve a creer en sí mismo.

4. Porque Sarah encontró un gran apoyo en el Centro Fogaral cuando ejercía la prostitución; allí se sintió escuchada y querida.

5. Porque a Felipe y Cristina, que sufren enfermedades mentales crónicas, les acompañan cada día en el CRPS San Carlos.


6. Porque a Amina le acompañaron desde la acogida parroquial en todo el proceso de solicitud de la nacionalidad y búsqueda de alojamiento.

7. Porque Cáritas pone en el centro de la vida a las personas y su dignidad.

8. Porque Cáritas denuncia las injusticias y porque da a conocer otras realidades.

9. Porque yo he tenido techo y ahora estoy conociendo a personas que no lo tienen.

10. Porque con mi pequeña aportación y con la tuya podemos empezar hoy mismo a cambiar el mundo.

¿Qué suponen los donativos para Cáritas?
En el año 2018, gracias al granito de arena de más de 6600 socios y donantes, pudimos destinar más de 6 millones de euros para ofrecer nuevas oportunidades en diferentes ámbitos.


Este año, ¡implícate y ayúdanos a llegar más lejos!

09 agosto, 2019

¿Qué pasa con las emergencias olvidadas? Colabora para que no sea así

Según la Escuela de Paz de la Universidad Autónoma de Barcelona, hay unos 34 conflictos abiertos en el mundo. Algunos de ellos se encuentran enquistados de tal manera que parecen estructurales y otros cuentan con casos de violencia donde aumenta o disminuye cíclicamente. Son tremendas crisis socio-políticas que apenas nadie recuerda, debido a la gran cantidad de información que hoy en día fluye en nuestro mundo. Es por ello por lo que se debe parar a pensar en comunidades y pueblos que sufren la peor crisis posible: el olvido. Por ello, y de una forma u otra, la Confederación Cáritas Española está presente en ellos acompañando en la búsqueda de la paz junto a Cáritas Internationalis.

ÁFRICA
República Democrática del Congo: Al este del país, en la zona fronteriza con Ruanda y Burundi, existen diferentes conflictos escalonados mezclados con intereses por las minas, además de temas étnicos. En total suman más de 300 mil desplazados, 80000 refugiados y más de un millón personas presentan necesidad de ayuda humanitaria. La Red Caritas Española mantiene una emergencia abierta en el país, donde se trabaja fraternalmente con la Cáritas Congoleña asistiendo a las víctimas del conflicto.

Sudan del Sur: El país, creado en 2011, vive en permanente conflicto cruzado por las hambrunas, las nuevas ambiciones del Ejército de Liberación tras la independencia y el conflicto territorial y étnico. Ya son cerca de 8 millones de personas con necesidad de asistencia humanitaria y casi 2 millones de personas desplazadas. En estos momentos, la Confederación mantiene una emergencia abierta.

Uganda: mantiene un conflicto alimentado por el llamado ejército de resistencia del Señor de J. Kony (que hoy sobrevive en República Centroafricana) y que ha dejado más de 15.000 muertos, miles de personas marcadas con machete en los labios e innumerables niños soldados, cuyas vidas han quedado destrozadas por la guerra y el odio.

República Centroafricana: Los Seleka, milicias musulmanas, invadieron Bangui en 2013 iniciando un conflicto continuo y virulento, contestado luego con violencia étnica religiosa por los AntiBalaka (anti machetes) en su mayoría cristianos. La lucha fratricida ha causado una guerra civil obscura y de dimensiones tremendas para la población civil, con incursiones además de los que quedan de la milicia Ugandesa de Koni. En la actualidad ya son más de medio millón de refugiados en países como Camerún y miles de desplazados internos. También en RCA se repite el drama de los niños soldados. Los combonianos han sido ejemplo de acompañamiento con Monseñor Aguirre como modelo misionero en Bangasosu.

AMÉRICA

Colombia: Los más de 50 años de guerra han provocado más de 6 millones de desplazados. Destacan, entre otros, Chocó, Amazonas, Vaupes, Caqueta, o Cauca, donde el conflicto continua y siguen sufriendo miedos, amenazas, muertes y minas. La esperanza está abierta y los movimientos sociales así lo indican, pero es importante recordar que tantos años de conflicto necesitan paz firme y justicia duradera y con consistencia en todo el país, especialmente en aquellos lugares donde han sufrido más intensamente el conflicto armado. La Confederación de Cáritas Española acompaña diversos procesos de Cáritas-Secretariado Nacional de Pastoral Social.

ASIA

Myanmar: desde la independencia del país-la antigua Birmania- en el 48 no ha habido años sin conflictos. Las más de 130 etnias diferentes dificultan el tener unas estructuras civiles y militares que representen a todas. Al conflicto se añade un tinte religioso budista-musulmán y la cantidad de dinero del comercio internacional de drogas que alimenta por ejemplo a los Wa. A esto se suma la minoria Rohingya-musulmana-población a la que no se concede la ciudadanía y que se desplaza masivamente a Bangladés por la violación sistemática de sus derechos. Con la constitución del 2008 y un posible federalismo como futuro, así como la presencia en el gobierno de la Nobel de la Paz Suu KYi se promueve la integración del país asiático, acabar con la discriminación y la violación de los derechos humanos. 

Filipinas: al sur del país, existe un conflicto con un grupo rebelde islámico local que en lo últimos cuarenta años ha causado alrededor de 150.000 muertos en una zona especialmente rica en recursos naturales. En la coyuntura internacional, en este conflicto enquistado se ha extendido y los grupos locales se han adherido a él con la amenaza cierta de extender el conflicto a otras zonas del país. 

Yemen: un conflicto olvidado por “occidente” excepto para vender armas a Arabia Saudí que luego se utilizan en este país como parte de la coalición contra los huzis y en el que también las víctimas son los civiles. Desde la primera intervención en 2015 ha habido más de 5.000 muertos y actualmente 18 millones de personas (en un censo total de 28 millones) dependen de la ayuda humanitaria para sobrevivir, según reporta Amnistia Internacional.

Además de estos, existen otros conflictos, otras víctimas. Los conflictos olvidados los pagan habitualmente los más pobres -que ven aumentada la exclusión por el propio conflicto- y, en cambio, permiten el enriquecimiento de unos pocos. Además, en su mayoría se desarrollan en zonas donde está en juego el control de los recursos locales y la explotación de las materias primas, donde los últimos de nuestra Casa Común han sido víctimas durante años sin grandes escándalos ni sociales ni mediáticos, ni movimientos claros de la Comunidad política Internacional. 

Así pues no dejemos que se olvide la dignidad y los derechos humanos de cada ser humano.

Para colaborar, se pueden hacer los ingresos en las cuentas habituales (Ibercaja ES31 2085 0113 62 0300027229 / Triodos Bank ES28 1491 0001 25 2082701828), a través de la web, y en la sede de Cáritas sita en Pº Echegaray y Caballero, 100, Zaragoza.

07 agosto, 2019

¿Sabías que...? Trabajamos con personas dependientes

¿Sabías que en Cáritas Diocesana de Zaragoza tenemos un proyecto residencial para personas dependientes? (mayores de 65 años o menores de 65 años que tengan dependencia física o social). 

En anteriores entradas de este ¿sabías que…? hemos explicado el origen de Cáritas, claves que resumen nuestro Modelo de Acción Social entre las que destacábamos la frase la persona como centro de nuestra acción. Y por eso usamos las palabras personas que: “personas que están sin hogar”, “personas con enfermedad mental” “personas que están en prisión” “personas que ejercen la prostitución”… es nuestra forma de recordar a la sociedad que detrás de cada situación - y en el centro de ella- hay siempre una persona. 

Hoy os hablaremos de qué hacemos por y con las personas que son dependientes. La Residencia “Santa Teresa” es un recurso residencial para personas mayores y menores de 65 años, en situación de dependencia y marginación social. 


Ofrece una atención integral centrada en la persona, encaminada a su desarrollo personal, permitiendo que las personas que se atienden y sus familias puedan mejorar su calidad de vida. Da un testimonio con su forma de hacer y ser, que a la vez es denuncia de la realidad que viven muchas personas en soledad. Se trabaja para que el residente mantenga su independencia funcional lo máximo posible y logre tener su mayor autonomía pudiendo dirigir su vida según sus gustos, creencias y preferencias. 


Cuenta con 68 plazas residenciales y un capital humano valioso: 47 profesionales contratados y 102 voluntarios que aportan un valor añadido en presencia y acompañamiento. Entre todos, además de la atención sanitaria y social adecuada debida a las circunstancias de los residentes, se esfuerzan para crear sentimiento de pertenencia, disfrutar del tiempo libre y la cultura, fomentar la autonomía a través de la participación social, incrementar la red social y sensibilizar a la comunidad sobre el colectivo de personas dependientes. 


Desde mayo de 2018, está certificado como un centro libre de sujeciones, esto es: mantener a todos los residentes libres de ataduras físicas, psíquicas y farmacológicas pudiendo ejercer su derecho a la libre deambulación, a ser respetados, escuchados y cuidados con dignidad. La base de esta metodología innovadora se encuentra en nuestro código ético y en los fundamentos de la atención centrada en la persona, que da valor a la autonomía, autodeterminación y al cumplimiento de los proyectos vitales como eje central de la acción. 

¿Conoces a alguna persona dependiente? 
¿Te has parado a pensar la vida que han dejado atrás las personas que pierden su autonomía? 
¿Cómo te gustaría que te trataran si te vieras en esa situación? 

05 agosto, 2019

Premisas para tratar temas sobre procesos migratorios y minorías #RespectWords

Nos ha parecido sumamente interesante y edificante el documento “INFORMAR SOBRE PROCESOS MIGRATORIOS Y MINORÍAS – Enfoque & Directrices” del proyecto RESPECT WORDS, facilitado por “Periodismo Ético contra los Discursos de Odio”, que plantea la necesidad de repensar el tratamiento con el que se abordan los temas relativos a los procesos migratorios y las minorías étnicas y religiosas, así que hemos decidido publicarlo para los seguidores de nuestro blog. 


Es más, este documento estaba hecho para periodistas pero nos ha parecido interesante adaptarlo a nosotros. Cada uno somos responsables de los mensajes que emitimos a nuestro alrededor. Se trataría entonces de que entre todos generemos mensajes de las personas migrantes e integrantes de comunidades étnicas y religiosas minoritarias teniendo en cuenta las siguientes premisas: 

-Debemos desafiar los estereotipos y evitar generalizaciones para las comunidades migrantes/musulmanas/judías/romaníes y limitarnos a comentar los aspectos religiosos y culturales de una manera más objetiva.

-Cuando hablemos de acontecimientos que suceden vayamos más allá de las consecuencias más inmediatas para intentar llegar a las causas más profundas y así poder ayudar a fomentar en los de nuestro alrededor puntos de vista diferentes.

-En cualquiera de los casos, debemos evitar el discurso del odio, los rumores o las informaciones que nos llegan de terceros sin contrastarlas por nosotros mismos. 

- Debemos tener en cuenta que las cuestiones relacionadas con procesos migratorios y comunidades minoritarias están en constante evolución por lo que hay que tener presente todas las actualizaciones hacia esas temáticas y no ´hablar por hablar´. 

- Los que trabajamos en esto sabemos que la migración es un tema complejo y tenemos que evitar en la medida que podamos que cuando demos informaciones no se centren en los aspectos negativos a gran escala, para que los contenidos sean imparciales, basados en hechos, sin mencionar el origen étnico a menos que sea esencial para la comprensión del hecho de la persona con la que hablamos, por ejemplo. 


Evitemos entre todos mensajes xenófobos o racistas y vayamos al ´quiz´ de la cuestión: todos somos hermanos, hijos de un mismo Dios, y que habitamos en una misma Casa Común llamada Tierra, de la que todos deberíamos tener los mismos derechos.

#RespectWords

02 agosto, 2019

El voluntariado, expresión de amor y generosidad

Una de las señas de identidad de Cáritas es el voluntariado, de tal forma que apostamos por un modelo en el que lo voluntarios y voluntarias participan activamente en todos los espacios de la organización.

La misión de Cáritas es trabajar para mejorar la realidad de las personas que viven situaciones de pobreza y exclusión social y el voluntariado, tiene un papel fundamental porque desde su compromiso desinteresado, “no espera nada a cambio”, está sacando a la luz la injusticia que supone la realidad de la pobreza. 


El voluntariado es expresión de amor, de generosidad, de gratuidad, de compromiso social, de implicación, de ciudadanía responsable, de solidaridad y para los cristianos, es seguir a Jesús y querer vivir como él nos enseñó.

A los voluntarios y voluntarias de Cáritas se les pide “hacer”, pero por encima de todo se les pide “ser” y “estar” con las personas que más lo necesitan, en los diferentes proyectos, servicios y actividades dónde se puede colaborar.


¿Cómo puedes ser voluntario de Cáritas? 

Si tienes interés en conocer mejor Cáritas y la tarea que realiza, y deseas valorar la posibilidad de participar como voluntario, puedes ponerte en contacto con el Servicio de Acogida y Orientación de Nuevos Voluntarios en el Pº Echegaray y Caballero, 100 o llamando al 976 21 33 32 ó 976 29 47 30 o bien, enviando un correo a voluntariado@caritas-zaragoza.es, indicando tu nombre y apellidos y un teléfono de contacto.