Mostrando entradas con la etiqueta Iglesia por el Trabajo Decente. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Iglesia por el Trabajo Decente. Mostrar todas las entradas

04 octubre, 2018

La iniciativa Iglesia por el trabajo decente de Zaragoza urge a poner fin a la precariedad laboral

Con motivo de la Jornada Mundial para el Trabajo Decente que se celebra el día 7 de octubre, varias organizaciones de la Diócesis de Zaragoza, entre las que está Cáritas, organizaron el día 1 de octubre un acto para reflexionar en torno a la organización del trabajo en la actualidad.

El acto tuvo lugar en el Centro Joaquín Roncal y la convocatoria superó las expectativas, ya que fueron más de cien los asistentes al acto. Entre ellos hubo miembros de delegaciones diocesanas, miembros de comunidades parroquiales o entidades de Iglesia, pero también personas ajenas a grupos eclesiales y pertenecientes a otros movimientos sociales comprometidos con la transformación social.

Este poder de convocatoria fue, en parte, gracias a la participación de Yayo Herrero como ponente central del acto, antropóloga, ingeniera, profesora y activista ecofeminista española, y una de las investigadoras más influyentes en el ámbito ecofeminista a nivel europeo.

La ponencia versó en torno a “una mirad ecofeminista al concepto de trabajo”. Desde el inicio Yayo Herrero calificó la situación actual como una crisis civilizatoria, en la que la política, la economía y la organización social le han declarado la guerra a la vida.

A continuación, hizo un análisis de los criterios utilizados por el pensamiento hegemónico actual para la organización de nuestra sociedad, contraponiéndolos a su vez desde una mirada ecologista y de la humanidad vinculada a la naturaleza de manera indisoluble. Ello le permitió poner de manifiesto que el crecimiento ilimitado que plantea el actual sistema capitalista, es una falacia que conduce al aumento de la desigualdad social y al agotamiento de recursos naturales.

Según Yayo Herrero, las tensiones que hoy sufre la Europa de dos velocidades es manifestación del concepto de sociedad injusta que una pequeña élite está imponiendo y, por la cual, acaparan recursos para mantener el nivel de vida material conseguido, a costa de expulsar a las mayorías sociales que viven en otros territorios y que son los que aportan las materias primas para mantener su estatus. Esta tensión es mucho más evidente y grave con respecto a los países del tercer mundo y causa fundamental de los movimientos migratorios que estamos viviendo.

Todo esto tiene repercusión en el ámbito del trabajo, ya que estás élites imponen recortes y medidas de austeridad, para hacer viable la continuidad del crecimiento económico que, por otro lado, es cada vez más insostenible ante la disminución y escasez de recursos naturales. Así, se reducen derechos laborales, se imponen condiciones laborales más restrictivas que conducen a la precariedad laboral.

Para finalizar, puso de manifiesto cómo existen tareas en el ámbito de los cuidados (niños, naturaleza, ancianos o discapacitados), las cuales mayoritariamente recaen en las mujeres, deben ser consideradas como trabajo aunque no sea remunerado.

06 octubre, 2017

La iniciativa "Iglesia por el trabajo decente" urge a poner fin a la precariedad laboral


Con motivo de la Jornada Mundial para el Trabajo Decente que se celebró el pasado 7 de octubre, las entidades que conforman la iniciativa "Iglesia por el trabajo decente" solicitaron poner fin a la lacra de la precariedad laboral que caracteriza el actual mercado de trabajo.

En un manifiesto difundido con motivo de la jornada, estas organizaciones recuerdan que el trabajo decente, que forma parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible definidos en la Agenda 2030 aprobada hace dos años por las Naciones Unidas, es un elemento imprescindible para la justicia social y la cohesión de toda la humanidad. 

 
En Zaragoza, Diocesanas de Cáritas, Centro Pignatelli, Comunidades de Vida Cristianas (CVX), Delegación de Pastoral Obrera, Hermandades Obreras de Acción Católicas (HOAC), Juventud Obrera Cristiana (JOC), Parroquia de San Mateo (Zaragoza), Vicaría II (MIDE) y Vedrunas Almozara reflexionaron en torno a la realidad del empleo y solicitaron poner fin a la precariedad laboral a través de un acto.

Alrededor de 50 personas se dieron cita para recapacitar sobre la realidad del empleo en la actualidad y sus consecuencias. La sesión estuvo guiada por David Pac, profesor de Departamento de Psicología y Sociología en la Universidad de Zaragoza, y los participantes pudieron realizar aportaciones desde su experiencia y buscar soluciones y propuestas. 

 
Para concluir el acto se leyó un manifiesto, se distribuyó una pulsera con el lema: “defiendo el trabajo decente” y se invitó a los asistentes a divulgar la iniciativa. Asimismo, se ha creado el hashtag #Iglesiaporeltrabajodecente para animar la jornada a través de las redes sociales y el cual os animamos a difundir.

13 marzo, 2017

Iglesia por el Trabajo Decente Zaragoza promueve la dignificación del sector del empleo de hogar y de los cuidados

Las entidades Diocesanas de Cáritas, Centro Pignatelli, Comunidades de Vida Cristianas (CVX), Delegación de Pastoral Obrera, Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC), Juventud Obrera Cristiana (JOC), Parroquia de San Mateo (Zaragoza) y Vedrunas Almozara que forman parte de la iniciativa “IGLESIA POR EL TRABAJO DECENTE” en Zaragoza, organizaron un acto que tuvo lugar el pasado día 9 de marzo, con motivo de las celebraciones del Día Internacional de la Mujer, para sacar a la luz y visibilizar el contexto actual que configura la realidad de numerosas trabajadoras en el ámbito del empleo de hogar y de los cuidados.

La Iniciativa “Iglesia por el Trabajo Decente” se unió a los esfuerzos de las propias implicadas y de otros agentes sociales por visibilizar y dignificar el sector del empleo del hogar y de los cuidados, dando a conocer los objetivos y reflexiones del I Congreso que en torno a esta realidad laboral se celebró en Madrid en el mes de octubre de 2016, y promoviendo una campaña de sensibilización para acabar con la situación de discriminación y de explotación de muchas trabajadoras del sector, especialmente de las trabajadoras internas en domicilios.




El acto contó con la participación de Cristina Galletero, técnico de empleo de Cáritas Diocesana Albacete y participe del Grupo Confederal de Cáritas Española de Empleadas de Hogar. Cristina Galletero presentó una visión de la evolución del sector en los últimos años y los avances legislativos que han permitido su regularización. También destacó los aspectos que todavía es necesario abordar para que se equipare en derechos laborales con el resto de sectores, como es el derecho a percibir la prestación por desempleo.

Además, planteó varios retos a los asistentes y a las entidades organizadoras de cara a promover una mayor sensibilización sobre el tema y a reivindicar algunas cuestiones como la ratificación por parte del Gobierno de España del Convenio 189 de la OIT. Ratificación que permitiría al sector alcanzar cotas de derechos similares a la de otros sectores laborales.

Por último, reivindicó un cambio cultural y de prisma hacia el sector, ya que se trata de trabajadores y trabajadoras que tienen un impacto en la comunidad muy positivo al encargarse del cuidado de la vida en el seno de los hogares, cuidando y gestionando adecuadamente la higiene, el orden o la alimentación en beneficio de toda la familia, el cuidado de nuestros mayores o de los menores, con un componente, a veces, educativo y de desarrollo personal.

A continuación se proyectó un vídeo con el testimonio de varias mujeres trabajadoras del sector. Vídeo que pude consultarse en el enlace del I Congreso sobre Empleo de hogar y de los cuidados, celebrado en Madrid el año pasado: http://congresoempleodehogarycuidados.es/2016/11/14/testimonios-congreso-empleo-de-hogar-y-cuidados/


Por último, María Pérez, representante de la organización, lanzó los retos de futuro invitando a todos los asistentes a apoyar una campaña de sensibilización en favor de la dignificación del sector y animando a promover la organización formal de las trabajadoras de hogar y de los cuidados, a través de asociaciones o sindicatos.